Puerta enrrollable - Descripción general

Puerta Enrrollable Metálica de apertura vertical y almacenamiento en la parte superior enrollada sobre sí misma. De aplicación habitual como puerta de garaje residencial de una sola o muy pocas familias, y también para su uso comercial o industrial.

Está formada por una hoja compuesta de lamas articuladas entre ellas, con la posibilidad de incorporar lamas de refuerzo intermedias para aumentar su resistencia frontal. La hoja de la puerta desliza a través de sus guías laterales que evitan que la puerta mecánicamente descarrile de los laterales. El peso de la puerta está auto compensado con la ayuda de muelles o flejes instalados en el eje de enrollamiento de la puerta a los que previamente se les ha aplicado una determinada tensión en función del tamaño y peso de la puerta. Las lamas de la hoja pueden ser ciegas, troqueladas, de varillas, perforadas o micro perforadas. Los materiales más comunes son acero galvanizado o aluminio.

Se trata de una puerta ideal para ser instalada en aquellos lugares en los que se deba respetar el máximo el espacio libre tanto en el techo como en los laterales, ya que la puerta se enrolla verticalmente sin invadir el interior ni el exterior.

El modo de funcionamiento puede ser tanto manual como motorizada, en su modo de funcionamiento en Hombre Presente, modo de Activación por Impulso (mando a distancia o pulsador) y modo automático temporizado.

La Puerta Enrrollable Metálica ha sido diseñada disponiendo de las condiciones de seguridad, en su configuración más desfavorable, para que la puerta pueda ser instalada dentro de una zona pública/privada y pueda ser accionada según modo por Control Automático, cuando el grupo de usuarios esté entrenado para la maniobra de la puerta.