Puerta seccional - Plan de mantenimiento

Consideraciones generales

La responsabilidad y obligatoriedad del mantenimiento de la puerta, recaerá sobre el titular de la misma.

Lea detenidamente las siguientes especificaciones y controle la pauta de mantenimiento (acción a realizar en función de la frecuencia) definida para la puerta tanto en el caso del mantenimiento general como del mantenimiento a realizar por el Servicio de Asistencia Técnica.

Toda operación de mantenimiento (ajuste, limpieza, reparación, actualización) debe realizarse con PUERTA PARADA. Mantenga activo el sistema de seguridad de emergencia de la puerta o desconecte totalmente la alimentación eléctrica.

El usuario, EN NINGÚN CASO, debe realizar ninguna de las operaciones descritas a continuación, pues pueden ocasionar daños importantes en el funcionamiento de la puerta que conllevarían la necesidad de intervención de nuestro Servicio de Asistencia Técnica:

  • No manipular los flejes y/o el eje de compensación de la puerta.
  • No modificar la tensión de los muelles/flejes (la tensión esta calculada por el fabricante de la puerta en base al peso de la puerta).
  • No modificar los dispositivos de seguridad.

Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones en caso de mal uso de la puerta:

  • En caso de que la puerta reciba algún impacto de un vehículo o similar, llame a nuestro Servicio de Asistencia Técnica para que revise el estado general de la puerta, ya que podrían generarse desperfectos que dificulten el correcto y seguro funcionamiento de la misma.
  • En caso de observar cualquier anomalía en alguno de los componentes principales de la puerta (automatismo, sistemas de seguridad, eje o muelle), avise a nuestro Servicio de Asistencia Técnica aunque aun no haya llegado el momento de pasar la siguiente revisión. NO utilice la puerta hasta que no haya sido convenientemente revisada.
  • Por último, RECUERDE anotar cualquier actividad de mantenimiento realizada en la puerta en el Registro de Mantenimiento adjunto en los apartados siguientes.

Mantenimiento general

El propietario de la puerta deberá realizar las siguientes tareas de mantenimiento con una frecuencia cuatrimestral:

Puertas Manuales:

  • Verifique regularmente por inspección, y de forma general, que la puerta abre y cierra con facilidad; una vez cerrada, ésta no está desequilibrada.
  • Realice una inspección visual de la puerta y compruebe que todos los componentes mecánicos instalados en la puerta no presentan deterioro visible (oxidación, deformaciones,…).
  • Mantenga limpia de polvo y otras sustancias similares las guías laterales.
  • Verifique visualmente que los soportes del eje y las guías fijados a obra, mantienen el aspecto que tienen desde la fecha de instalación de la puerta. 


Puertas Motorizadas: Además de lo anterior,

  • Verifique que, en instalaciones de exterior o zonas de humedades altas, existe total estanqueidad frente a la humedad en los cuadros eléctricos (cuadro de maniobra, cuadro de empalmes,…), motor y otros componentes eléctricos de la instalación.
  • Mantenga limpios las carcasas exteriores de detección de las fotocélulas y compruebe su correcto funcionamiento.
  • Verifique que la función de inversión del sentido de giro de la puerta está habilitada y perdura en el tiempo, en el caso de impacto del borde principal de cierre de la hoja con un objeto y en el caso de la detección por la fotocélula de un obstáculo.