Responsabilidades del instalador


De manera resumida, el instalador de puertas automáticas asume las siguientes responsabilidades:
  • Realizar la instalación conforme instrucciones del fabricante
  • Elaborar y conservar los expedientes técnicos de instalación
  • Entregar al titular el Informe de Riesgos y Deficiencias detectadas, manual de uso, Libro de mantenimiento, Declaración de conformidad y Marcado CE
  • Certificar en el libro de mantenimiento la correcta instalación y/o mantenimiento.
Durante la instalación, el instalador está obligado a 
  • utilizar solo instaladores formados adecuadamente.
  • utilizar al personal parcialmente entrenado solo como asistentes bajo supervisión de un instalador.
  • suministrar a sus instaladores la formación necesaria para asegurar sus competencias y un conocimiento del producto que les haga capaces de realizar una instalación de forma satisfactoria.
  • actualizar las competencias y los conocimientos en la medida de la aparición de nuevas técnicas y de la evolución de los productos.
  • elaborar y conservar registros apropiados de formación.
Por su parte, el fabricante deberá incluir todos los detalles técnicos que necesarios en las instrucciones que suministrará al instalador, tales como:
  • materiales utilizados en la construcción de aberturas en las que se debe instalar la puerta.
  • tipos de fijaciones a utilizar y la posición de las mismas en relación con el soporte de la estructura (identificando de forma particular los emplazamientos a nivel de hendiduras practicadas con fines de expansión).
  • asegurar la transmisión de todas las instrucciones necesarias al técnico instalador.
Una vez realizada la instalación, el propietario deberá verificar que el instalador coloca sobre la puerta el Marcado CE conforme se establece en las directivas europeas. También deberá recibir la siguiente documentación, que certifica la terminación correcta del trabajo:
  • Marcado CE conforme a la directiva de productos de construcción, según se indica en la norma UNE EN 13241-1.
  • Declaración CE de conformidad
  • Manual de usuario
  • Libro de mantenimiento. En este libro de mantenimiento deberá registrarse, como mínimo, la correcta instalación de la puerta, identificación del instalador, fecha de instalación y fecha de entrega y puesta en marcha.